Fluzo Manuel Bartual hace muchas cosas

  • 6
  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
/ Sin comentarios

Mi Madrid

Gorka Elorrieta me pidió hace unos días que escogiera mis diez lugares favoritos de Madrid. El texto ha salido publicado hoy en El País, pero parece que lo que Gorka les envió se lo dieron a editar a un mono borracho. Para arreglar un poco el desaguisado, copio aquí debajo mis diez lugares de Madrid tal y como los redacté.

ACTUALIZACIÓN: Gorka ha movido sus hilos para que en la versión digital aparezca el texto correcto, ya que en la versión impresa, como decía, había algún desbarajuste. Gracias, Gorka, por conseguir la corrección y por invitarme a participar en la sección.

1. El luminoso de Schweppes. Cuando llegué a Madrid hace doce años, antes que La Cibeles o el Museo del Prado yo lo quería ver era el luminoso de Schweppes que corona la Gran Vía. Para mí Madrid era esto, tal y como Nueva York es la Estatua de la Libertad o Berlín la Columna de la Victoria. La culpa de que relacione la ciudad con un luminoso antes que con una fuente o con un puñado de lienzos la tienen un director y una película: Álex de la Iglesia y El día de la bestia.

2. Buen Gusto. Si ver comer a chinos en un restaurante chino suele ser garantía de calidad, imagínate uno en el que también puedes encontrarles celebrando el convite de sus bodas. Se llama Buen Gusto, pero tal vez lo conozcas como el chino del rey por la gigantesca foto que decora su entrada. Imprescindible hacerte una foto con ella a tus espaldas, e imperdonable salir de allí sin probar su arroz con verduras.

3. Café Molar. Mi cafetería/librería favorita. Está situada en el barrio de La Latina, lo cual me parece fatal porque no me pilla tan a mano de casa como me gustaría. Discos, camisetas, libros, una buena selección de cómics y una agenda de actividades que es un no parar. Me cae muy bien la gente del Molar. Cuando pases por allí, pídete una Salvaje.

4. El pozo inverso de Acacias-Embajadores. Si caminas por el pasillo que conecta bajo tierra las estaciones de Acacias y Embajadores acabarás pasando bajo un gigantesco respiradero que parece la mismísima boca del infierno. Siempre oscuro, siempre interminable. No es un lugar bonito ni acogedor, y desde luego el menos indicado para una primera cita, pero si lo hubiera descubierto con 6 años todavía sería fuente de muchas de mis pesadillas. Qué menos, por tanto, que destacarlo aquí.

5. La azotea del Círculo de Bellas Artes. Y del subsuelo damos un salto a las alturas: mi vista panorámica favorita de todas las que ofrece Madrid es la de esta azotea, situada en pleno centro de la ciudad. Hace tiempo que no subo a darme un paseo por ella, pero me chivan que ahora le han añadido un bar. Así que ahí dejo el dato.

6. De Prado. Cuando pienso en lo castizo, en mi cabeza se forman imágenes que recuerdan mucho al restaurante De Prado. Trato cercano, una decoración de otro tiempo, buena comida casera y una bandeja de postres que no te la acabas ni con todo el hambre del mundo junta. Es un lugar tan maravilloso que obligó a Santiago Lorenzo a falsear la fecha de su inauguración para poder incluirlo en su novela Los millones.

7. El Valle. Mi punto de encuentro con amigos y vecinos. Cerveza rica y tapas abundantes. Lo conocerás si has ido a ver algún concierto a la sala Caracol, porque es el bar donde seguramente habrás entrado a tomar algo minutos antes del espectáculo. Su tortilla de patatas es eso mismo, espectacular. Un palmo de alto, señores.

8. Plaza Campillo del Mundo Nuevo. En ella se cambian cromos y se venden revistas, libros, películas y tebeos todos los domingos de Rastro. Una fuente de ocio inagotable. No la visito más a menudo porque tengo la casa que no me cabe ya un alfiler más.

9. Las alcachofas de El Pimiento Verde. Esto no es un lugar, de acuerdo, pero cuidado: tampoco es un alimento. Es más bien una experiencia extrasensorial. Si no te gustan las alcachofas cambiarás de opinión al probarlas, si te gustan querrás pedirles matrimonio tras comerlas. Hay varios restaurantes de El Pimiento Verde en Madrid, mi favorito es el de la calle Quintana.

10. La Cineteca. Concretamente su sala Azcona, prácticamente mi segunda casa estos últimos meses. Es bonita, es cómoda, tiene buen sonido y una pantalla estupenda, en sintonía con su programación. En febrero estrenamos allí mi película Todos tus secretos, lo que le añade (permitidme la ñoñez, venga) un importante valor sentimental.

Tags:
/ 4 comentarios

Orgullo y Satisfacción

En mi último mes y medio cabe un año entero. Lo decía hace unos días por Twitter, y os aseguro que es la sensación que tengo. Para quien acabe de volver de una isla desierta y no sepa de qué estoy hablando, puede ponerse fácilmente al día leyendo este texto de Santiago García y este otro de Gerardo Vilches. El resumen rápido sería: RBA censura una portada de El Jueves dedicada a la abdicación del rey Juan Carlos I, El Jueves admite la censura, un puñado de dibujantes y escritores de El Jueves abandonamos la revista y en respuesta ponemos en marcha Orgullo y Satisfacción.

Si estás al tanto de todo esto ya sabrás que Orgullo y Satisfacción es un sentido adiós al monarca que se fue y un alborozado recibimiento al recién estrenado rey, 82 páginas escritas y dibujadas por Ágreda, Asier y Javier, Isaac Rosa, Iu Forn, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Mel, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pepe Colubi, Triz y los cinco que asoman por la foto de Alba Diethelm que encabeza estas líneas, encargados además de dirigir y coordinar el invento: de izquierda a derecha, Manel Fontdevila, Guillermo, Albert Monteys, Manuel Bartual (hola, qué tal) y Bernardo Vergara.

La foto nos la hicimos el viernes pasado, por pura casualidad un mes después del estreno de Orgullo y Satisfacción. Los cerca de 35.000 ejemplares que hemos vendido en todo este tiempo nos han animado lo suficiente (en realidad mucho más que lo suficiente) como para continuar con la publicación más allá de este número especial: como ya comentamos hace unos días en nuestro blog, el 1 de septiembre volveremos con Orgullo y Satisfacción 1, y a partir de ahí ofreceremos un nuevo número cada mes. Continuaremos siendo una revista digital por todos los motivos que ya explicamos aquí, dedicando cada número a un tema de actualidad y repasando las últimas noticias a través de chistes e historietas. Así que si no estabas perdido en una isla desierta y eres uno de los que nos ha apoyado con su compra o comentarios, gracias. MUCHAS GRACIAS. Está siendo el verano más largo de mi vida, pero también el más emocionante.

/ 13 comentarios

Unas cuantas palabras

Por matizar un poco y dar explicación a lo que mucha gente me ha preguntado tanto en público como en privado desde ayer, a raíz de ya os podéis imaginar qué:

UNO. Comencé a dibujar en El Jueves en 2007. Desde entonces he publicado allí un buen puñado de páginas, la mayoría correspondientes a Sexorama, la serie con la que me estrené en la revista, la serie que he estado dibujando hasta hace un par de semanas. El cierre de Sexorama no tiene nada que ver con lo sucedido esta semana. Fue decisión del consejo de redacción y para mí ha supuesto una buena liberación: os aseguro que siete años hablando todas las semanas de un tema tan específico como es el sexo son un buen montón de años. Tal y como se me comunicó el cierre de Sexorama se me propuso preparar una serie nueva, pero lo que me pedía el cuerpo en esos momentos era continuar colaborando con la revista proponiendo páginas temáticas y de actualidad, y encargándome de los temas que a partir de ahora me propusieran.

DOS. Todo esto cambia con lo sucedido esta semana. Hay quien me ha preguntado que a qué tanto revuelo cuando esto ya sucedió otra vez. El caso de la portada de Manel y Guillermo es bien diferente: allí fue un juez quien ordenó el secuestro de la revista, esta vez ha sido el propio editor quien ha decidido destruir la tirada. El Jueves fue comprado por RBA hace siete años y es RBA quien ordenó la destrucción del número de esta semana, al tiempo que dio indicaciones al consejo de redacción de no volver a tocar el tema de la Corona en portada durante al menos una temporada. Mi decisión de no continuar colaborando con El Jueves viene motivada por esto y en apoyo a Manel Fontdevila y Albert Monteys. No me siento cómodo colaborando en una publicación de la que gente como Manel o Albert ha tenido que dimitir por estos motivos.

TRES. Mi decisión es ante todo eso, una decisión personal. No intento dar ejemplo de nada. Hay más compañeros abandonando la revista, otros han decidido quedarse. Comprendo perfectamente a todos ellos: tan valiente y honesta me parece la decisión de abandonar la revista como la de quedarse en ella para continuar haciendo su trabajo. Yo me he sentido muy bien tratado en todos estos años. Ha sido un lujo formar parte de El Jueves, así que desde aquí le envío un fuerte abrazo a Mayte Quílez y a todo el equipo de redacción. El trago por el que deben de estar pasando no se lo deseo a nadie.

Tags:
/ 2 comentarios

Sexorama: The End

A comienzos de 2007 recibí una de esas llamadas que te cambian un poco la vida si eres dibujante: El Jueves me proponía preparar una serie y el resultado fue Sexorama, la serie semanal que he estado dibujando desde entonces durante los últimos siete años. Ya lo explico en la página que llega hoy a los kioscos en El Jueves de esta semana, la última de la serie, la misma que puedes leer sobre estas líneas.

Sexorama han sido un total de 371 páginas publicadas en El Jueves a lo largo de 366 semanas, concretamente entre los números 1564 y 1930 de la revista. Gran parte de la serie se encuentra recopilada en tres libros: uno, dos y tres. El primero de ellos contó con una edición francesa y fue publicado de manera seriada en Italia. Son las páginas que sin duda más gente ha leído de todas las que he dibujado nunca, ya que sólo la edición española de ese primer tramo de la serie ha vendido a fecha de hoy más de 23.000 ejemplares. En otras palabras: una barbaridad de gente, así que una barbaridad de gracias, tanto a los que en algún momento habéis comprado alguno de los libros de la serie como a todos los que la leíais cada semana. Es todo lo que puedo decir. ¡Ha sido un gustazo de viaje!

/ Sin comentarios

Ñeñeñe

El miércoles de la semana pasada estrenamos mi nuevo cortometraje dentro de la sección Router 66 del último programa de Alaska y Coronas, en La 2 de TVE. Se titula Ñeñeñe y está protagonizado por Cristina Gallego, Mario Tardón, Ingrid García Jonsson y Sergio Cortina. Con Ingrid y Cristina ya trabajé en Todos tus secretos, con Sergio y Mario hacía tiempo que tenía ganas de colaborar. El corto nace como encargo por parte del programa: querían algo de tono festivo y que, a ser posible, tuviera cierta relación con el concepto “apoteosis”, que fue el tema del programa en el que se emitió.

En la parte técnica ha repetido la gente con la que vengo trabajando últimamente: Cynthia Estébanez y Victoria Guzmán a cargo de la dirección de fotografía, Magui Muñoz y Alba Diethelm como directoras de arte y Luca De Santis y Sergio López-Eraña encargándose del sonido. Alejandro Pérez Blanco puso algo de su magia para eliminar un par de cosas que estaban donde no deberían estar, y Paco Alcázar compuso a través de Van Delay la canción que suena al final y durante los créditos del cortometraje. La música que se escucha al comienzo es de Ningoonies, y el cartel lo firma en esta ocasión nada más y nada menos que Puño.

Mis libros (Ver más)

  • libro4

    Sexorama. Donde caben dos caben tres

    Astiberri. Cartoné.
    96 páginas. 18 euros

    Nacho y Nerea llevan ya cinco años juntos, y su relación sexual comienza a amuermarse. Mientras tanto, Roberto

    (Leer más)
  • libro3

    Sexorama

    Fluide Glacial. Rústica.
    96 páginas. 10 euros.

    En junio de 2010, tras debutar meses antes en Fluide Glamour, llegó a las librerías francesas Sexorama

    (Leer más)