Fluzo Manuel Bartual hace muchas cosas

  • 6
  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
/ Sin comentarios

Dibujando Sexorama

La semana pasada estuve en el gabinete de cómic organizado por Mireia Pérez en La Central de Callao, y entre todo lo que me llevé estaba esto que aquí veis: un paso a paso de Sexorama, la serie que dibujo cada semana en El Jueves y de la que recientemente he publicado un nuevo libro con Astiberri: Donde caben dos caben tres.

La cosa no tiene mucho misterio. Cuando comencé a dibujar la serie solía empezar abocetando directamente en una página, pero hace ya tiempo que los primeros pasos los doy en el ordenador. Tengo cerca de 20 modelos de página diferentes para Sexorama que la propia serie ha ido definiendo, de modo que una vez tengo claro de qué irá la página y al menos la mitad de sus chistes, decidido en qué modelo encaja mejor y comienzo a trabajar sobre él. Lo primero que hago es colocar los textos en la posición que ocuparán en cada viñeta, calculando bien los espacios para dejar sitio suficiente para el dibujo. Una vez tengo todos los textos, imprimo la página y, con ayuda de una mesa de luz, preparo a lápiz las viñetas, sus respectivos bocadillos y aboceto la página sobre el papel que utilizaré para dibujar y pasar a tinta la página. Por si te lo estás preguntando: dibujo en papel Caballo 109, satinado, y para cada página de Sexorama suelo utilizar dos A4 apaisados porque me resulta más cómodo trabajar así que en un A3.

Hecho esto, dejo a un lado la mesa de luz y paso a tinta los bocadillos y las líneas de las viñetas, con un Edding 1200 y un Edding 1300 respectivamente. Al haber abocetado ya la página he podido comprobar si los bocadillos encajan bien, así que de ser así, me gusta dejar esto a tinta antes de concretar todo el dibujo. Con el lápiz del dibujo listo, entinto con ayuda de un Uni-Ball Eye Fine. Aquí es cuando la gente suele echarse las manos a la cabeza. Efectivamente: no es un rotulador especialmente grueso, de modo que cada línea que hago va repasada hasta conseguir mi trazo habitual. Quien dibuja con tableta gráfica me suele insistir en que abandone el papel y me pase a digital, pero ya paso suficientes horas delante del ordenador como para privarme de los ratos que cambio el teclado y el monitor por mis lápices, mis papeles y mis rotuladores. Además, sé perfectamente que los dibujos no quedarían igual, o al menos no como yo quiero que queden.

Con el entintado listo toca volver al ordenador. Escaneo la página, retoco todo lo que haga falta retocar y relleno los negros del dibujo. La línea negra la dejo con un 100% de negro y un 60% de cyan, que es un buen refuerzo para el negro. Y una vez hecho esto, con los textos de los bocadillos recuperados de cuando comencé a trabajar la página en el ordenador, a colorear. Sobre estas líneas podéis ver un vídeo que ilustra el proceso, no de esta misma página sino de otra que dibujé hace tres o cuatro años. No tengo una paleta de colores creada: mi paleta de colores son todas las páginas que ya he coloreado previamente.

De Sexorama tengo tres libros publicados en España: El manual sexual de Manuel Bartual (El Jueves, 2009), Consejos sexuales para chavalas y chavales (Astiberri, 2012) y Donde caben dos caben tres (Astiberri, 2013), el que os comentaba antes. Los dos últimos pueden encontrarse en librerías y en la web de la editorial: aquí y aquí.

Añadir comentario

Mis libros (Ver más)